NS Experience

A la caza de la luz y la niebla en el Monasterio de Bellmunt, el Monasterio del pollo atravesado y el dron asesino

Monasterio de Bellmunt

Jo, menudo título, vamos a por el premio Planeta.

Bueno, vamos a lo que vamos, a por un breve resumen de nuestra aventura dominical.

Como siempre no toca otra que madrugar y quedamos a las 5:45 en el parking del Baricentro y dejar allí un coche e ir juntos, ya que hoy sólo somos tres. Esta vez ya empezamos el viaje de forma inaudita, ¡¡¡Jose y Carol llegaron a las 5:45 en punto!!!, eso me da qué pensar, ya que siempre les damos la culpa, y posiblemente no sean ellos los culpables.

El viaje fue tranquilo, con Carol hablando por los codos y emocionándonos a medida que nos acercábamos al objetivo e iban aumentando las nieblas. Llegamos sobre las 7:00 al aparcamiento de abajo del Monasterio, la hora prevista, ya que amanecía a las 8:04 y así nos da tiempo de llegar a la localización, buscar el sitio adecuado y preparar los artilugios.

Una vez instalados comprobamos que las nieblas no son muy abundantes, pero no sé por qué, nos da la sensación que vamos a tener un amanecer especial. Nos situamos en el mirador donde están las antenas teniendo el Monasterio a nuestra izquierda y vamos viendo cómo van entrando y saliendo las nieblas y cogiendo los tonos rojizos del amanecer a nuestra izquierda. Vamos buscando encuadres y diferentes escenarios, pero vemos que van entrando nubes más altas que van ensuciando todo el escenario. Momentos críticos, pero Jose hizo una de sus llamadas habituales para estos momentos y pidió que se abrieran los cielos. En mi vida había visto un servicio tan rápido a una solicitud de este tipo, empezaros a mezclarse nubes, claros, nieblas bajas, salida del sol, vamos un espectáculo.

Hubo momentos de indecisión y nerviosismo, pero lo vamos a dejar aquí. 🙂

Yo, personalmente, estuve como cinco minutos sin poder hacer ni una foto del ataque de risa que me dio al oír el comentario de Jose, os explico. Estábamos tan tranquilos y emocionados con aquel magno espectáculo, con nuestros encuadres, ahora sale un rayo por aquí, ahora 5 por allá, ahora que si un mar de nieblas y, de repente, un estruendo con eco incluido nos venía a decir que alguien lo estaba pasando muy mal. A nuestra izquierda, en el Monasterio, un pobre hombre y digo pobre por lo mal que lo debería estar pasando, medio agachado y agarrándose a la barandilla del mirador del Monasterio, estaba luchando por sacar de su interior un pollo galáctico, pobrecillo cómo le costó. El comentario de Jose os lo podéis imaginar, “¡¡¡se le ha atravesado el pollo!!!” y no me pude aguantar, me entró el ataque de risa. Entre todo esto un dron nos estaba atacando por las alturas, vamos, que tuvimos de todo.

Una vez ya levantó más el día y con la faena hecha era momento de recoger e ir a por el sacro santo momento del desayuno y el casque, importantísimo. Ya bajando hacia localizar un bar donde desayunar nos acordamos que no hemos hecho la foto de grupo que hacemos en cada salida, parándonos en el primer sitio un poco decente que encontramos. El único problema que tuvimos era el poco espacio que teníamos y hubo que plantar el trípode con la cámara en medio de la carretera, ¡¡qué mal lo pasé !!

A la primera encontramos un bar en el pueblo y acertamos plenamente, ¡¡menudo desayuno!!, galtas guisadas, albóndigas con chipirones en su salsita, bueno, un festival. Entre esto y un buen casque en excelente compañía, a las 12:30 emprendimos el viaje de vuelta esperando ya con ansiedad la próxima aventura.
Como siempre esperamos que las fotos os gusten.

¡¡Hasta la próxima!!

Monasterio de Bellmunt-grupo

Lluis, Carol y José Manuel

Como llegar:

Coordenadas GPS:
42.101823, 2.294586

Abrir en Google maps

2017-11-15T14:30:38+00:00

Leave A Comment